¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Las luchas de Artigas contra españoles y porteños según J B Alberdi


La opinión de Alberdi

Comentando la doble lucha de las montoneras antigüistas contra españoles y porteños, Juan Bautista Alberdi decía:

“Los pueblos, en aquella época, no tenían más jefes regulares y de línea que los jefes españoles. No podían servirse de éstos para hacerse independientes de España; ni de los nuevos militares que Buenos Aires les enviaba, para hacerse independientes de Buenos Aires.

Alguna vez, temiendo más la dominación de Buenos Aires que la de España, los pueblos se valían de los españoles para resistir a los porteños, como sucedió en el Paraguay y en el Alto Perú; y enseguida echaron a los españoles sin sujetarse a los porteños.

Más de una vez Buenos Aires calificó de “reacción española”, lo que, en ese sentido, solo era una reacción contra la segunda mira de conquista.

¿Qué hacían los pueblos para luchar contra España y contra Buenos Aires, en defensa de su libertad amenazada de uno y otro lado?

No teniendo militares en regla, se daban jefes nuevos, sacados de su seno. Como todos los jefes populares eran simples paisanos las más de las veces. Ni ellos ni sus soldados, improvisados como ellos, conocían ni podían practicar la disciplina militar. Al contrario, triunfar de la disciplina que era el fuerte del enemigo, por la guerra a discreción y sin regla, debía ser el fuerte de los caudillos de la independencia.

De ahí la “guerra de recursos”, la “montonera” y sus jefes, los “caudillos”; elemento de la guerra de pueblo; guerra de democracia, de libertad, de independencia.

Antes de la gran revolución no había “caudillos” ni “montoneras” en el Plata. La guerra de la independencia los dio a luz; y ni ese origen los vale para obtener perdón de ciertos “demócratas”. El realismo español fue el primero que llamó “caudillos”, por apodo, a los jefes americanos en que no quería ver generales” 

(J.B.Alberdi - RAW.p.186)

Fuentes:
- Reyes Abadie, Washington. Artigas y el federalismo en el Río de la Plata
- Castagnino Leonardo. Triple Alianza contra los paises del Plata
- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar