¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

La Escuela Industrial de Ensenada

Allá por Mayo del 2001, cuando Ensenada se aprestaba a cumplir sus primeros doscientos años de vida, pedimos al Profesor Rubén Vicente D'Argenio un informe acerca de los orígenes de la que todos llamamos "Escuela Industrial". Por supuesto, atendiendo a nuestra solicitud, y con destino de publicación en nuestro por entonces medio gráfico "Revista Villa Tranquila", supo plasmar no solamente la historia de esa escuela sino empaparla además con un contenido profundamente humano.
El tiempo y la tecnología nos han puesto en condiciones de que ese relato llegue a todos los confines del mundo, para que ex alumnos que transitan lugares cercanos y lejanos puedan hoy asomarse a estas líneas que hablan de su (nuestro) querido "Industrial".
Aquí va.
***
En 1999 se cumplieron 50 años de un hecho importante para la ciudad de Ensenada: los jóvenes tuvieron la primera Escuela Secundaria. Ya no les era necesario gastar dinero y tiempo para ir a estudiar a La Plata. Por Decreto 11064/48 firmado por el entonces Presidente de la República Juan D. Perón y refrendado por el Sr. Secretario de Estado en el Departamento de Justicia e Instrucción Pública Oscar Ivanisevich, se creaba en nuestra ciudad la Escuela Industrial de Ensenada, hoy Escuela de Educación Técnica Nº 1, "Santiago de Liniers".
Inicialmente contó con una sola especialidad: Construcciones Navales. Y no fue por casualidad, sino porque ya comenzaba su actividad Astilleros Río Santiago y entonces era importante contar con técnicos en esa materia que contribuyeran a la jerarquización en la construcción de buques. Muchos fueron los que incorporaron a esa fábrica naval y llegaron inclusive a niveles de gerenciamiento.
Pasados dos años, se agregó la especialidad Mecánica.
Recuerdo su comienzo, cuando mi hermano, que había empezado a estudiar en el Industrial de Berisso que funcionaba en el edificio de la actual "Albert Thomas", recibió la visita en casa de un señor con una gran motocicleta que venía a sugerirle a mis padres la conveniencia de su incorporación al Industrial de Ensenada que iniciaba su accionar. Luego supe que era el Profesor Enrique Juan Olivero, flamante Director. Así, de esa forma, logró reunir la cantidad de alumnos necesaria para su puesta en marcha. Entre ellos se contaban los mellizos Asnaghi (Juan y Emilio), "el turco" Ayail, "Chocho" Armanini, "Puchito" Antonini, "el pelado" Barrionuevo, "Pepe" Mac Adden, "el gallego" Marra, Juan "Garufa" Umek, Rodríguez, Lorán, Rafael "Pizza" D'Argenio, Barcos, Blanco, Montenegro, "el tano" Mastrángelo y otros. En total, 24.
Recién se inauguraba el Hospital Horacio Cestino y en la vieja Sala Hospital, en la propiedad de los Campodónico (Rocha esquina Perú) se puso en marcha el emprendimiento.
Junto al "Capitán Corneta" (así lo apodaron al profesor Olivero sus alumnos), un Maestro especialista en Construcciones Navales, Miguel "Mamadera" Piccardi, y otro especialista en Mecánica, Francisco "el Tano" Gabrielli, el profesor de Educación Física Jorge "Pechito" Bischoff, un abogado recién recibido, Amílcar "el Chanchito" Marelli, Sagardía, Altuna, Jorge Bustos, Eduardo "el Flaco" Garro, el doctor Loscalzo, Soldi, "Tilín" Cozzani, Jorge "Dios" De Simone, Carlos "el Gaucho" Gutiérrez, Carlos Tomasone, Ernesto Tomasone, Andrés Costas, Antonio Corominas, Reinaldo Surraco, Blas González, Alejandro De Francesco, el portugués Fernando Gómez Correia, Rubio (el cocinero), Doña Bernarda, Octavio Prenz (mi maestro político), Casanello, Calderari, Omar "el Bocha" Résico, Rafael "el Oso" Blanco, Segundo Raverta, Pablo Litterio, Héctor Di Croce, Quindós, Carlos "Pirulo" Pocai, "Busín" Di Lorenzo, Dolores "Lola" Baigorri, Horacio Pose, Carlos Loesche, Ebohet Pérez, Marta Cozzani, "el Lobito" Cervelló, Dardo "Perita" López, Bauque, "el Cabezón" Crola, el doctor Calzetta, "Tito" "Cachirla" Vázquez, Juan Carlos Rozadilla, Rubén Taylor, Musso, Francisco "Fanchi" Umek (un amigo), Roberto "Cachín" Castellani (otro amigo), Jorge Demarco (otro amigo más), Ghía Roberts Alcorta, Mercedes Duré, Graciela Guidi, Ángel "Chacho" Villasuso, Héctor "Pachorra" Cerutti, Miguel Ocello, Raúl "Quinoto" Seibane, Álvarez Pérez, Jorge Omar Reyes (al que una vez Olivero le puso un 11), Alegre (el hombre de la pipa), "el Gringo" Cosilovo, José Mario "la Chancha" Aguirre, Elordi, Ridi, Edgardo Decicilia, Lorenzo Innaro, Beatriz Fernández, Haydeé Bayona, Oscar Vianna, Villalobo, Pablo y Homero Atanasiú, Cavalito, "Mochila" Boff, Victorio Barrios, Reynaldo Laneri, Roque Domínguez, Eduardo Trachler, García (el ordenanza), María Elena "Negrita" Roselot, Nidia González, Mirta Mora Riveiro, Miguel A. Chagaray, los hermanos Espinosa, Elina Pérez, Urrismendi, Fany Bellone, Finocchi... y sé que al nombrar se comete la injusticia de omitir a muchos, pero...
Viví la escuela desde su nacimiento. Tenía 9 años y, a partir de ahí, estuve vinculado a ella por siempre. Ingreso como alumno y egreso como Técnico Mecánico en 1959. Cumplido el Servicio Militar, me incorporo el 12 de mayo de 1962 como Preceptor, e ininterrumpidamente me desempeñé en distintas funciones por 37 años.
Es rica su historia. Algunas cosas las experimenté directamente; otras me las han contado. No puedo dejar de mencionar el Leyland, un viejo micro de rezago que lo hicieron funcionar trabajando sábados y domingos, y con él realizaron incontables y anecdóticos viajes. También el camión Chevrolet "guerrero" con el que se transportó todo lo que hiciera falta para la escuela.
La construcción de los talleres fue toda una hazaña. Maestros y alumnos sin feriados. Hasta una noche, con los directivos, se robaron los rieles del tranvía que se habían levantado y estaban al costado del camino Rivadavia (salieron hasta en los diarios), y con ellos hicieron las cabriadas del techo del taller de fundición, en cuyo horno se lograron varias coladas de fundición de hierros.
Se construyó también un grumete que lo bautizaron con el nombre de "Loray". Fue botado en el astillero Martinoli de Berisso y trasladado al arroyo Doña Flora al lado del Club Náutico.
Cuando la Escuela Nº 30, hoy Nº 2, estaba construyendo su nuevo edificio en Italia y Almafuerte, sus alumnos vinieron a compartir la nuestra.
En el año 1960 se agregó la especialidad "Química", y con ella se incorporaron, entre otros, los profesores José "Pepe" Delgado, Anglesi, Grumell, Rando, Antonio E. Serra, Antonio Tosi, Abramoff, Roque Domínguez, el vidriero Manuel Martínez, Lupano y Héctor "Coco" Cornachione como preceptor con función de pañolero.
Después sobrevino un momento de crisis, con interventores y nuevos Directores provisionales (Vicente Tartaglini y luego Eduardo Garro), la creación de un organismo interno conformado por todo el personal, el Consejo Coordinador para la Enseñanza Técnica, y su administración estaba a cargo de Carlos Tomasone, Roque García, Antonio E. Serra y Francisco Umek. Comenzó a revertirse la situación hasta llegar, por medio del periodista Scoccia, a la concreción de la donación del nuevo edificio escolar por parte de la Empresa Propulsora Siderúrgica en el año 1967. Recuerdo la presencia del Ing. Agostino Rocca en el patio de la vieja escuela haciendo el anuncio.
En 1969 ya nos estábamos mudando. Al inaugurarse el edificio se enterró un tubo protegido, con datos y elementos del momento.
Las distintas comisiones directivas de la Asociación Cooperadora tuvieron una actuación preponderante para el crecimiento de la escuela, desde su primer Presidente, el padre de los mellizos Asnaghi, hasta Armando D'Elía, pasando por Insinger, Sastre, Fazzari, Almirón, Ferreyra, Delendatti, Deleo, Kennel y Gugnali. Fue a partir de 1969 que, por convenio firmado con la Dirección Nacional de Arquitectura Educacional, se concreta la ampliación del nuevo edificio: su patio cubierto, las aulas y el taller de carpintería y construcciones metálicas.
Ya celebrábamos las Bodas de Plata y festejábamos con un gran despliegue de fervor y alegría. Nuevamente se encontraba a cargo de la Dirección el profesor Olivero, y había tomado gran impulso la Biblioteca con Lidia Umek y luego con Graciela Haramboure. También se había creado el Gabinete de Sicología que era atendido por la sicóloga Ana María Onofri. Fue otro de los logros de esta escuela donde, además, un grupo de alumnos guiados por el profesor Prenz escribió y editó un libro.
Cuando el profesor Olivero se jubila lo sucede el profesor Seibane. En su gestión y por su iniciativa se creó la especialidad Computación, siendo una de las primeras escuelas del país en contar con ella.
Muchos egresados se incorporaron a la escuela como docentes y sigueron enseñando lo que había aprendido como maestros. Nombrarlos a todos sería muy extenso y, además, no me perdonaría omitir algunos, aunque, en realidad, no me olvidé de nadie.
Fue gran parte de mi vida y tuve la fortuna de disfrutarla. Y fue también una cuarta parte de la vida oficial de nuestra ciudad que cumple su Bicentenario.
Rubén Vicente D'Argenio
Mayo de 2001

25 de Mayo 2007 en Asoc. Caboverdeana

La Asociación Cultural y Deportiva Caboverdeana invita a festejar el 25 de mayo junto a la comunidad. Este año es muy importante para la Asociación y queremos compartirlo todos juntos.
Se conmemora entre otras cosas la fecha patria, el día de África y por último, pero no menos importante: LA INAUGURACIÓN DEL TECHO NUEVO DE NUESTRO QUERIDO SALÓN SOCIAL.
Qué mejor motivo para juntarnos y compartir un momento con amigos, comida y música típica.
Por eso los esperamos este 25 de mayo (viernes) a las 12.30hs. en nuestra Institución, sita en la calle Moreno nº 118 de Ensenada.
La entrada es: $12 (adultos) y $9 (niños menores de 7 años).

"Chino" Becerra - Cantante popular





"Chino" Becerra
** Cantante popular





Desde hace ya unos cuantos años, Carlos Becerra alterna sus actividades comerciales con la música. Y lo hace bien. Tanto, que en Ensenada y toda la región es un referente inevitable cuando se intenta enumerar a quienes, siendo de estos lugares, se presentan con cierta frecuencia en escenarios, cenas "show", casamientos, cumpleaños, etc.
Su voz melodiosa, su correcto decir, su habilidad como arreglador para adecuar las más diversas canciones a las características y posibilidades de su personal modalidad, le permiten acercar al auditorio todo tipo de ritmo, rigurosamente actual o de tiempos pasados.
Es que su trabajo permanente le ha dado la experiencia necesaria para no buscar más que lo que sabe que puede lograr. Su público, por estos días ya fiel y numeroso, encuentra lo que pretende: disfrutar canciones casi siempre conocidas por todos a lo largo de un recital bien presentado y bien desarrollado.
El "Chino" Becerra tiene una historia profesional que incluiremos aquí muy pronto. Hablaremos de los grupos que armó en cada etapa, de su música preferida, de su presentación en ATC en el certamen de la OTI, de sus CD's, etc.
Y sus admiradores seguramente nos harán llegar opiniones y mensajes para él, aún cuando es alguien que cruzamos casi a diario por las calles de la ciudad o que nos asesora con respecto a qué herramienta es la más adecuada para determinada tarea.

López Moliner habla de su barrio

Mi barrio
(Perú y San Martín)
Ensenada
***
por Juan José López Moliner
- noviembre 1994 -
***
Perdón por mi soberbia, el bendito lugar donde me crié, zona residencial para personas especiales. En toda regla hay una excepción, en este caso para el lugar, yo lo era.
Las casas habitadas por esas personas especiales eran simples, humildes, limpias, con aroma a flores (todas tenían jardín adelante) y con despertadores de sangre caliente (todas tenían al fondo gallinas y gallos); sus cantos ponían música a la salida del sol en el lugar y era además la señal para ir a trabajar.
Para nosotros, los chicos, otro era el sonido para despertarnos, las campanas de la Iglesia, sólo que la campana que identificaba la media hora muchas veces nos confundía; la media carrera hasta el colegio 6 (frente a la Plaza Belgrano) nos indicaba que era esta última, tarde.
Las personas que junto a las flores adornaban el lugar, tenían todas nombres, todos lindos, pues si había alguna feo, la frecuencia de su uso lo incorporaba a los lindos. Rosita Tupac mi mamá suplente, su esposo Negro y sus hijos Julio y Mirta; Dorita Pernas y sus hermanos; don Antonio Martorelli, que sin él saberlo y yo imaginarlo se convertiría en mi suegro - cuando ello ocurrió, hacía algunos meses había fallecido -, sus hijas Negra, Cuca y Beba, mi señora. Casi llegando al hospital Ensenada para esa época en construcción, Rosita Ortega, su esposo, y sus hijos Manuel y Carlitos; más adelante Don Coste y su esposa Placer, sus hijos Marta y Alfredo; Salerno, su esposa y su hija Marta; enfrente quien sería mi maestra, la señora Julia Mora, su madre y sus hermanos.
En sentido contrario al descripto anteriormente, don Jordán y sus hijos Nico, Hilario y Eli; la carnicería de Eugenio;, la verdulería de Rodolfo; Doña Ida, que nos curaba el empacho; la señora Núñez y sus hijos Titi y Tota; Don Conrado y sus hijos Juancito, Lito y Antonio; Don Salvador, su señora Agustina y su hijo Cacho; los Velutti, Tesoriero, Robuschi, Pellegrini, Pellegrino y cuántos más se agrupaban en un lugar, en ese lugar, mi barrio, donde me crié, eduqué y me enamoré.
Por supuesto que para poder interpretar el amor, la amistad y la belleza de otros seres, como los que Dios me ha permitido conocer, por tus venas debe circular sangre que contenga esos elementos, y que mis padres (también especiales) Blanca Rosa Moliner y Alberto López me los brindaron.
***
**
*
YO NUNCA ME FUI
Dicen
que me fuí
del barrio.
Yo que nunca
me fuí.
Dicen
que no me ven
y yo sigo estando
allí.
Dicen
que en el lugar
no vivo.
No se precisa
estar
para respetar
la raíz.
No necesito
estar
en el barrio
cuando el barrio
está
dentro de mí.
Dicen
que me fuí
del barrio.
Yo que nunca
me fuí.
J.J. López Moliner

El Eco de la Verdad

El Eco de la Verdad
***
Era un periódico que aparecía en Ensenada a principios del siglo XX. En realidad, creemos que era un periódico parroquial, al mejor estilo salesiano. En él, un día de 1916 apareció un comunicado llamando a los niños ensenadenses a inscribirse para ser los primeros Exploradores de Don Bosco en el actual Batallón 14.

La calle República

Hoy la conocemos como "Ortiz de Rozas" o "de Rosas" (teóricamente, admite las dos grafías, aunque hay que fijarse bien en la placa de bronce que la identifica oficialmente). Entre Almafuerte y Gaggino no está muy bonita que digamos, o sí lo está pues mantiene restos de su antiguo esplendor.
Por 1920, era "el centro" de Ensenada, una ciudad con vocación de portuaria para la que la calle República constituía el eje principal de desarrollo.
Era un verdadero centro cívico y comercial de intenso movimiento. Allí estaban el correo, la unión telefónica, la sala de primeros auxilios, el Banco de la Nación, la ferretería naval de Scaravaglio, la talabartería de Volponi Hnos., la casa de cambio de Pedro Haramboure, la tienda Buenos Aires de Viacava, la farmacia Defelice, la zapatería Mughetti, la librería Beneforti, el almacén mayorista de Pincetti, la cigarrería de Calviño, la peluquería de Bertini, las relojerías Gandola y Bravi, el bar de Ceferino Nethol, la cantina de Serra y Mendía, el almacén de Pérez, los consultorios de los doctores Jesús María Jerez, Manfredo Giaccio, José Garay y Antonio Igartúa. También el mercado (lo que hoy llamaríamos "feria") estaba sobre la calle República.
Debería ser declarada "de interés histórico", ¿no cree?, y por ello mostrada de otra forma.
DG - 2001

Juventud ensenadense en la Reconquista

La juventud ensenadense
en el
Ejército de la Reconquista
***
El 14 de junio de 1806, la escuadrilla inglesa se acerca al puerto de la Ensenada. Un día después, el Comandante del Fuerte, don Santiago de Liniers, avisaba que a su vista se hallaban once buques, ignorándose si eran ingleses, norteamericanos o portugueses. El 25 por la mañana señaló que le parecían sospechosos por sus maniobras, y a las oraciones recibió el virrey el parte de la tarde de ese mismo día, en el que se le comunicaba haber intentado por aquel punto un desembarco los ingleses, habiéndolos rechazado con los fuegos de la batería.
Viendo Beresford la inutilidad de sus esfuerzos, cruza Punta Lara, avista el Fuerte de Buenos Aires y regresa para desembarcar en los Quilmes.
Liniers abandona entonces la Ensenada y se traslada hacia Colonia para pasar a Montevideo y emprender desde allí la gloriosa jornada.
Lo acompañaron entonces todos los jóvenes aptos de la Ensenada, que constituyeron el primer plantel de su Ejército de la Reconquista.
La Ensenada y el Fuerte quedaron silenciosos todo el resto del año, y sólo se veían en ella mujeres, niños, ancianos y algunos esclavos negros.
De "Riberas del Plata"
Año 1 Nro. 3
Enero de 1944

Oración a Ntra. Sra. de la Merced

ORACIÓN A LA VIRGEN
Patrona de la ciudad de Ensenada
***
autor desconocido
***
Nuestra Señora de la Merced,
Madre de Ensenada.
Hoy venimos como hijos e hijas
a dejar en tu corazón nuestra plegaria.
Danos el regalo de tu bendición.
Que tu ciudad vaya avanzando
hacia un progreso real,
por el camino de la paz y la justicia.
Alivia nuestra pobreza.
Que nunca nos falte el pan,
ni el trabajo digno y estable.
Protege a los más ancianos
y da salud a los enfermos.
Que los jóvenes, adolescentes y niños
sientan la ternura de tu amor
y la seguridad de tu protección.
Que las familias vivan sinceramente unidas
y sean un verdadero santuario de la vida.
Virgen de la Merced,
Señora de la Esperanza,
líbranos de la esclavitud del pecado,
enséñanos a descubrir tu presencia
y a conocer y amar cada día más
a tu Hijo Jesús.
Amén.
***

30/4/07 - Daniela Stucan va por Miss Universo

DANIELA STUCAN VA POR "MIS UNIVERSO"
Nota Diario El Día - La Plata, Arg. - 30/4/2007
Joven de Ensenada,
la cara argentina en Miss Universo.
***
Daniela Stucan representará al país
en el concurso de belleza
más importante del mundo.
***

Daniela Stucan, con 25 años y oriunda de Ensenada, será a partir de hoy la representante argentina en el concurso de belleza más importante del mundo, "Miss Universo", que se desarrollará hasta el 28 de mayo en México, donde además estarán otras cien jóvenes compitiendo por la corona.
Esa noche de la final, el 28 de mayo, la modelo intentará convertirse en Miss Universo vestida con un traje típico, relacionado con la tradición tanguera de nuestro país. Además el canal de cable TNT ya está anunciando que emitirá esas imágenes.
Para la joven ensenadense será casi un mes recorriendo distintas ciudades de México, como Cancún y San Luis Potosí, hasta que llegue la final. Pero los viajes y las actividades, según explicó la modelo, "van acompañados de un gran sentido social ya que así lo establece la organización de la competencia, que intenta ayudar a los más necesitados y además se encarga, por ejemplo, de organizar desfiles a beneficio, que luego continúan todo el año para quien resulte ganadora".
Con apenas 15 años, los jurados de las distintas competencias en las que participó Daniela comenzaron a sorprenderse con su belleza. La joven, que además es descendiente de bielorrusos y yugoslavos, mide 1,79 y pesa cerca de 55 kilos.
A horas de cumplir uno de los grandes sueños en su ascendente carrera como modelo, Daniela no se ilusiona más allá del significado mismo que tiene esta competencia. "Viajo con muchas expectativas de hacer las cosas bien, de mostrarme cómo soy y de dar lo mejor de mí. Después una nunca sabe lo que puede pasar".
La estadía en soledad más de un mes y lejos de casa no es algo nuevo para Daniela: "Ya me tocó vivir situaciones similares cuando estuve participando en Miss Mundo que se realizó en Londres e Islas Maldivas y allí no se me pasaba nunca el tiempo. Pero luego para Miss Tierra, en Filipinas, se me pasó volando. Es que no parás nunca, estás todo el tiempo ocupada".
Inclusive uno de los objetivos del jurado es evaluar cómo se manejan las participantes sin ayuda, ya que para las actividades diarias no las maquillan ni las peinan. Todo lo tienen que hacer ellas. "Nos tenemos que arreglar para estar lo mejor posible siempre -cuenta Daniela a horas de subirse al avión-. Sólo para las competencias previas contamos con asistentes y obviamente para la gran final".
La participante de Ensenada, que en realidad se convertirá en la cara de nuestro país en el certamen a realizarse en México, contó que "llegué allí gracias a una selección que realiza una empresa de capital federal que maneja Nelly Raymond en representación de la organización del concurso".
"Miss Universo -expresa Daniela- es el concurso más reconocido, por arriba de Miss Mundo y Miss Tierra, que se podrían ubicar en ese orden de importancia". La ganadora del certamen recibe un departamento en Nueva York donde reside el año posterior al triunfo, y desde allí viaja para cumplir con los compromisos laborales. Además de ropa y joyas que aportan los auspiciantes.
***
MUSICA Y ESTUDIO
***
Más allá de su actividad como modelo, Daniela sigue adelante con su carrera universitaria -está en cuarto año de Arquitectura- y con su otra gran pasión que es la música.
"Lo del modelaje no es para toda la vida -justifica la joven-, sé que algún día se acaba. Por eso siempre quise tener un título universitario. Además la carrera que sigo tiene una parte artística y de diseño que me gusta". Por otra parte la joven agradeció "el apoyo de la Municipalidad de Ensenada" y agregó que "además de al país representó a mi lugar".
El futuro no es algo que inquiete a Daniela pero ante la consulta de este diario manifestó que "luego de este viaje voy a intentar avanzar con la facultad a ver si me puedo recibir y continuar con mi proyecto musical, con el que si me va bien dejo para más adelante lo de la arquitectura".
***
SUS LOGROS
***
En 1996 Daniela Stucan resultó Primera Princesa de los Inmigrantes, en representación de la colectividad bielorrusa. Sólo un año después fue Reina del Río de La Plata y en 1999 se convirtió en Princesa Nacional del Turismo Estudiantil.
En el año 2000 la joven -que tiene su propia página en internet www.danielastucan.com.ar- fue premiada como "The National Winner of Argentina", un logro que le posibilitó dar su primer gran paso internacional en las pasarelas para participar en Miss Mundo.
Luego, en 2001, la modelo de nuestra región se consagró como "Reina Internacional del Café (Colombia) y "Reina Internacional del Carnaval" (Ecuador). En ese año durante su participación en Miss Tierra la joven ganó en Filipinas el segundo premio, denominado "Miss Earth Fire", y dos distinciones en ese mismo concurso: Miss Earth Photogenic y Miss Creamsilk (mejor cabello).