¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Edificio Kavanagh


Monumento Histórico Nacional


Ubicación: Florida 1065

Barrio: Retiro

Inauguración: 1936

Arquitectos: Gregorio Sánchez, Ernesto Lagos y Luis María de la Torre.

Colectivos: 6, 7, 9, 20, 22 , 23, 26, 28, 33, 45, 50, 56, 61, 62, 70, 91, 93, 115, 126, 129, 130, 132, 140, 150, 152 y 195.

Subte: línea C, estación Retiro.

La millonaria porteña Corina Kavanagh encargó en 1934 un rascacielos a uno de los estudios de arquitectura más prestigiosos de la próspera Buenos Aires de comienzos del siglo XX. La señora Kavanagh vendió dos de sus estancias para financiar la construcción. El edificio se erigió en 14 meses.

Es una torre escalonada de hormigón armado de 120 metros de altura, 32 pisos y 105 viviendas. Se levanta frente a la Plaza San Martín. Cuando se inauguró fue el edificio más alto de Latinoamérica y la mayor estructura en el mundo de hormigón armado. El estilo es racionalista, caracterizado por la austeridad de las líneas, la carencia de ornamentos externos y los grandes volúmenes prismáticos.

Para asegurar la calidad de la obra no se pusieron límites al presupuesto. El Kavanagh, proyectado como un edificio de departamentos de lujo, ganó numerosos premios nacionales e internacionales.

Corina Kavanagh —que tenía 39 años cuando encargó el edificio— se reservó para sí el departamento del piso 14, el único que ocupa toda una planta.