¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

ACERCA DEL MÉDICO: ¿Sabía usted?


COSAS QUE TODOS PRECISAN CONOCER ACERCA DEL MÉDICO.


-El Médico duerme. Puede parecerle hasta mentira, pero el Médico necesita dormir como cualquier otra persona. Sólo llame a su celular o al teléfono de la casa en caso de real emergencia, de lo contrario, llame a su consultorio.
-El Médico come. Parece increíble, pero es verdad. El Médico necesita alimentarse y tiene adecuado un horario para hacerlo.

-Esta es quizás la más increíble de todas: el Médico puede tener familia, y de hecho generalmente la tiene. Por eso debe y desea dedicarle tiempo y disfrutar de ella.
-También siendo el Médico persona como cualquier otra, necesita descansar el fin de semana. El domingo a las 22 horas definitivamente no es un horario adecuado para atender un cuadro que se inició el martes anterior a las 15 horas.

-El Médico como cualquier ciudadano necesita dinero. ¡Esa sí que no se la esperaba!. Por eso no vaya a la consulta pensando en no pagarle.

- El Médico al igual que Usted en su casa necesita realizar pagos de servicios como renta, teléfono, agua, luz, aseo, etc.
- El Médico tiene que comprar y pagar por todos los medicamentos : (antiparasitarios desinflamatorios, vacunas, antisépticos , antibióticos, etc) que usa y por el equipo (mesa, estetoscopio, termómetro, jeringas, agujas, guantes, etc) que utiliza para conservar la salud de Usted, que se presenta para solicitar atención médica.

-Leer y estudiar también es trabajo. Trabajo serio. Por favor, pare de reírse, ¡no es una broma! Cuando un Médico está concentrado en un libro nuevo o en una revista especializada se está actualizando como profesional, por lo tanto está trabajando.

-De una vez por todas, vale aclarar definitivamente: el Médico no es vidente, no consulta el Tarot, ni tiene la bola de cristal. Si eso es lo que Ud. esperaba de él lamentamos defraudar su expectativa. Contrate un Paranormal o un Detective.
-El Médico precisa planear y organizar su trabajo, y tener las condiciones necesarias para realizarlo exitosamente. Cuando él afirma que prefiere atender en el consultorio y no a domicilio, seguramente tiene buenas razones para decirlo.

-En reuniones de amigos o fiestas de familia, el Médico deja de ser “el Médico” y reasume su condición de amigo o pariente. No le pida consejos, recetas, opiniones, etc. Él también tiene derecho a divertirse.

-No existe la “ojeadita”, ni la “pasadita rápida”.
-El celular es una herramienta de trabajo. Por favor hable sólo lo necesario.
-Pedir lo mismo varias veces NO hace que el Médico trabaje más rápido.

-Si el horario de trabajo de la mañana es hasta las 13 horas, no significa que Usted puede llamar a las 12:58 horas.
-Cuando el Médico explica un tratamiento no lo bombardee con miles de preguntas.. Por favor, escuche primero y pregunte después.
-El Médico no inventa problemas, ni enfermedades, ni tiene relación comercial con los virus, bacterias, hongos, parasitos, etc. No lo culpe por lo que le pasa.

-El Médico no inventó las frases “lo barato sale caro” ni “quien mal paga, paga el doble”. Pero está de acuerdo con ellas.
-Finalmente, el Médico es también un hijo de Dios y no de aquél en quien está Usted pensando.
Usted ha aprendido algunas cosas sobre el Médico, compártalas con sus amigos, familiares y vecinos. SU MÉDICO, SE LO AGRADECERA.

Dr. Hernan Ariel Siciliano.

Enviado por Graciela Glas.