¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Invierno muy frío - Un toque de humor

Los indios de una remota reserva preguntaron a su joven y nuevo Jefe:

-¿El próximo invierno será frío o apacible?
Dado que el joven jefe había sido educado en una sociedad moderna, no conocía los viejos trucos indios.
Así que, cuando miró al cielo, se vio incapaz de adivinar qué iba a suceder con el tiempo.
De cualquier manera, para no parecer dubitativo, respondió:

-El invierno será verdaderamente frío, y los miembros de la tribu deben recoger leña para estar preparados.
No obstante, como también era un dirigente práctico, a los pocos días tuvo la idea de telefonear al Servicio Nacional de meteorología.

-¿El próximo invierno será muy frío? - preguntó.
-Sí, parece que el próximo invierno será bastante frío - respondió el meteorólogo de guardia.
De modo que el jefe volvió con su gente y les dijo:
-Deberéis juntar todavía más leña, para estar aún más preparados.
Una semana después, el jefe llamó otra vez al Servicio de meteorología y preguntó:

-¿Será un invierno muy frío?
-Sí -respondió el meteorólogo- va a ser un invierno muy frío.
Honestamente preocupado por su gente, el jefe volvió al campamento  y ordenó a sus hermanos que recogiesen toda la leña posible porque el invierno iba a ser verdaderamente crudo.
Dos semanas más tarde, el jefe llamó nuevamente al Servicio Nacional de Meteorología:
-¿Están ustedes absolutamente seguros de que el próximo invierno será muy frío?

-Absolutamente, sin duda alguna. - respondió el meteorólogo - Va a ser uno de los inviernos más fríos que se hayan conocido.
-¿Y cómo pueden estar ustedes tan seguros...?

-¡Porque los indios están recogiendo leña como locos!

---
(Enviado por Xhena desde Venezuela)