¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Google Earth no puede mostrar imágenes de Israel‏

Fecha: martes, 21 de junio de 2011, 0:25

Pues sí, de todos los países del mundo sólo hay uno del cual no se pueden mostrar imágenes a través del programa Google Earth.
Ese país se llama Israel.
La razón proviene de que en 1997 el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley de Defensa Nacional que prohibía la publicación de “imágenes de alta resolución por satélite, de Israel”, conocida como “Kyl-Bingaman Amendment”.
Como quiera que varios de los satélites de los que Google obtiene esa información pertenecen a sociedades con sede en Estados Unidos, se enfrentan con la Kyl-Bingaman Amendment y con ella, no sólo se prohíbe ver imágenes por satélite de Israel sino también, de los territorios ocupados. Con lo que la impunidad del genocidio queda, si cabe, más salvaguardada.
¿Sigues negando ahora que Israel gobierna los Estados Unidos?
La cuestión es que en 2013 Turquía va a lanzar un satélite propio, con lo que ya no habrá más excusas.

Enviado por Julio Victorio Puzzillo