¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Una historia cotidiana que quizá fue cierta - Imperdible

Tengo un sueño muy liviano, y la noche pasada noté que había alguien andando sigilosamente por el jardín de mi casa.
Me levanté silenciosamente y me quedé siguiendo los leves ruidos que venían de afuera, hasta ver una silueta pasando por la ventana del baño.
Como mi casa es muy segura, con rejas en las ventanas y trancas internas en las puertas, no me preocupé demasiado, pero estaba claro que no iba a dejar al ladrón ahí, contemplándolo tranquilamente.
Llamé a la policía e informé la situación y di mi dirección.
Me preguntaron si el ladrón estaba armado; de qué calibre era el arma; si estaba solo; si ya estaba dentro de la casa; etc., etc. qué no y que de las características del arma no sabía nada.
Me dijeron que no había ningún patrullero para ayudar, pero que iban a mandar a alguien en el momento que fuera posible. Que si pasaba algo que volviera a llamar ...!!!!
Dos minutos después llamé nuevamente y dije con voz muy calmada:
-No hay necesidad de que se apuren. Yo ya maté al tipo con un tiro de escopeta calibre 12, que tengo guardada para estas situaciones. Y el tiro se lo pegué en la cara...!!! Le volé la cabeza y ahora sus sesos están regados por el jardín.
Pasados menos de tres minutos, había en mi calle 5 patrulleros de la Policía Federal ; un helicóptero; el defensor del pueblo, el fiscal de turno, 2 patrullas de Defensa Civil, un equipo de reporteros de Televisión; fotógrafos; 1 diputado, 2 concejales y un grupo de derechos humanos, que desde luego no se perderían esto por nada del mundo. También llegó la Bonafini con Schoklender. Y Zaffaroni llamó por teléfono.
La Policía agarró al ladrón in fraganti, quien estaba mirando todo con cara de asombro, tal vez pensando que la mía era la casa del Jefe de Policía.
En medio del tumulto, un Oficial se aproximó y me dijo:
-Creí que había dicho que había matado al ladrón.
Yo le contesté:
-Creí que me habían dicho que no tenían a nadie disponible para mandar.
 
---
Enviado por Claudio Frete