¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Nuestro amigo Carlos Machado investiga

¿Otra vez las drogas de por medio?
Asesinato de Rosana Galliano:
Lo que nadie
CAPITAL FEDERAL, Enero 24 (Por Carlos Machado para Tribuna de Periodistas, reproducción de Agencia NOVA)
De nuevo un circo mediático conformado en torno a un extraño crimen sin resolver. Antes fueron los de María Marta García Belsunce y Nora Dalmasso, donde los medios de prensa se hicieron un pic-nic desde la morbosidad hasta sesudas "investigaciones exclusivas" y análisis que nada aportaron más que centimetraje, horas en los noticieros y nada concreto en definitiva.

Hoy le toca a la malograda Rosana Galliano pasar por la misma circunstancia. Pero en este caso aportaremos algunos detalles a los que nadie se ha referido hasta el momento y que acaban de llegar a nuestra mesa de redacción.

El ex esposo de Rosana, José Arce -quien ahora hace sus puestas en escena con llantos y picos de presión- es en realidad un sujeto bastante peligroso, y una de las cosas que desconoce el público es que estuvo ocho años preso en los Estados Unidos por tráfico y consumo de drogas. De hecho, tiene la entrada prohibida en el país del norte y, obviamente, cancelada su visa. Además, pudo saberse que era un "marido golpeador".

Quizás el desinterés que, según sus allegados, manifestaba Rosana respecto del dinero de su entonces esposo, tenía que ver con buena parte del origen de ese dinero.

Otro dato importante es que en una oportunidad a Rosana le habían robado su automóvil. Cuando fue a radicar su denuncia en la comisaría de su jurisdicción, se llevó una enorme sorpresa al observarlo estacionado en las puertas de la dependencia policial. El auto tenía colocada una patente diferente a la original, pero ella lo reconoció por ciertos detalles, entre otros una mancha que en uno de los asientos había dejado el vómito de su bebé.

Claro, cuando Rosana, después de desatar el consiguiente escándalo, volvió a salir, el auto ya no estaba.

Sería sumamente interesante que el fiscal en uso de licencia Carlos Stornelli, actual ministro de Seguridad bonaerense -que no empezó su gestión con el pie derecho, y que
reconoció que junto a él trabaja Soledad Spinetto, la esposa del barrabrava de Boca, Rafael Di Zeo, información que fuera publicada en exclusiva por Agencia NOVA- ponga su atención sobre la mencionada comisaría y, además, sobre los antecedentes que deben tener en los Estados Unidos sobre José Arce, quien por otra parte posee numerosas propiedades y un campo en la zona de Pilar.
(Agencia NOVA)
Más investigaciones profundas y polémicas de Carlos Machado pueden encontrarse en
o ingresando por
bajo títulos tales como "Carlos de Lanús", "Carlos Machado", o cualquier referencia a notas periodísticas.
Siempre ha sido un verdadero honor para nosotros disfrutar de la amistad de Carlos, un excelente investigador periodístico aunque mejor ser humano.
Todo estudiante de ciencias de la comunicación debería leer sus notas para saber que de nada vale ser periodista sagaz si detrás no se tiene la valentía de firmar lo que se afirma.
Olga y Daniel