¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

3 de octubre de 2011 - Día Mundial del Hábitat


Atendiendo a una recomendación de la Comisión de Asentamientos Humanos, en 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas designó el primer lunes de octubre de cada año como "Día Mundial del Hábitat". Este año, el tema de reflexión es “Las ciudades y cambio climático” teniendo en cuenta que los efectos de la urbanización y del cambio climático convergen en peligrosas direcciones que suponen una seria amenaza para la estabilidad medioambiental, económica y social del mundo.

Asimismo, la Unión Internacional de Arquitectos ha decidido orientar las celebraciones del Día Mundial de la Arquitectura en coincidencia con el Día Mundial del Hábitat declarándolo así desde 1996, este año bajo el lema: “Arquitectura y derechos humanos”.Feliz coincidencia si recordamos el artículo 25 de la Declaración de la ONU, que reza: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida que le asegure el acceso a la vivienda”.

El Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires en representación de los profesionales que dedican sus esfuerzos y anhelos a la materialización del hábitat humano, actores esenciales en la construcción del espacio urbano de las ciudades bonaerenses, sabe que la mayoría de éstas han crecido en las últimas décadas sin planificación alguna, al impulso de las iniciativas públicas y privadas autónomas. También sabe que los déficits ambientales y de acceso a la vivienda digna configuran, junto a otras problemáticas, el inmenso desafío de nuestra agenda profesional. De allí, que esta efeméride sobre el "Día Mundial del Hábitat" no debe pasar "sin pena ni gloria". Es un día, para meditar, sobre qué tipo de ciudades vivimos y merecemos.

Paradójicamente, el Día Mundial del Hábitat de 2011 coincide en el mes en que, según las predicciones demográficas, nuestro planeta alcanzará los 7.000.000.000 de habitantes. El futuro que heredarán las nuevas generaciones dependerá en gran medida de cómo manejemos las presiones contrapuestas del crecimiento demográfico cada vez mayor: la urbanización y el cambio climático

Con frecuencia olvidamos que el medio físico construido constituye el marco y el hábitat, el biotopo, donde se desarrolla la práctica totalidad de la vida cotidiana de las personas y del amplio espectro de conjuntos, grupos y clases sociales que constituyen las extremadamente diversas sociedades contemporáneas. El medio físico construido (es decir, la arquitectura, el paisaje) envuelve nuestra existencia, la protege (o no), introduce peculiaridades únicas y condiciona nuestra sensibilidad. Marca el devenir de nuestras vidas y también de nuestras relaciones. Entrelazado por conexiones profundas, el medio físico construido (la arquitectura) es también memoria histórica y expresión de singularidades que a menudo hunden sus raíces en lejanos tiempos pasados. A esa arquitectura, que afianza los derechos humanos, todos tenemos derecho.

Es preciso, por tanto, divulgar el entendimiento de la arquitectura como una disciplina socialmente útil y no como un ejercicio de exhibicionismos diversos al servicio de fundamentalismos económicos (también diversos) y prisionera de un mercantilismo suicida. Cuestión que en nuestros días es preciso denunciar con insistencia.

Con ocasión del Día Mundial de la Arquitectura, el CAPBA hace un llamamiento a las administraciones públicas locales, provinciales y nacionales implicadas, a las instituciones y empresas privadas, a todos los profesionales de la arquitectura y el urbanismo, a los responsables de formación, a los operadores y gestores culturales y a los intelectuales, para que adopten y apoyen iniciativas necesarias que permitan caminar en esta dirección, sumándonos así, activa y útilmente, a una celebración comprometida con el objetivo de afianzar uno de los derechos humanos fundamentales: el Hábitat digno.

CAPBA
CONSEJO SUPERIOR