¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Indemnizan a una mujer por falsa acusación


Lidia Welter fue acusada por un fiscal, en 1993, de secuestrar a la beba Eliana Garelli. Pero era inocente y ahoran deberán pagarle 29.000 pesos más intereses.

La Justicia ordenó al Estado indemnizar con 29.000 pesos más intereses a Lidia Welter, la mujer que siendo inocente fue acusada públicamente por un fiscal de haber secuestrado a una bebita, Eliana Garelli, en abril de 1993, en el hospital Santojanni.

De acuerdo con la información suministrada por la agencia DyN, la Sala I de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, con la firma de los jueces Jorge Pérez Delgado y Martín Farrel, sostuvo:
El fiscal de la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, siguiendo instrucciones del entonces procurador general, Oscar Fappiano, orientó a la opinión pública en la sospecha de una persona inocente.Eliana Garelli había nacido el 26 de abril de 1993 y pocos horas después su madre denunció el secuestro en los medios de comunicación.
De inmediato, el juzgado a cargo entonces del actual camarista Carlos Caravatti abrió la investigación y el caso tuvo amplia repercusión en la opinión pública.
Los dichos de la madre permitieron confeccionar un identikit de la falsa enfermera que le había quitado la pequeña de los brazos.El retrato de la presunta captora coincidía con las facciones de Welter, quien fue denunciada por un taxista.
Sin embargo, sentadas frente a frente en un estudio de televisión, la madre de Eliana sostuvo que Welter era inocente.
En este punto, comenzó a operar la campaña que la Cámara en lo Civil y Comercial Federal tuvo en cuenta para ordenar la indemnización, luego de haber probado los padecimientos psíquicos y morales que debió sufrir Welter.
La Cámara recordó que el secuestro fue esclarecido el 7 de mayo de 1993, cuando Eliana Garelli fue rescatada en la casa de María Rosa Del Valle Díaz, la verdadera secuestradora.
Al entrar la Policía a su casa, Del Valle Díaz se ocultó en el baño y se suicidó de un balazo.
La Cámara Civil y Comercial Federal aclaró además que en este caso no está en tela de juicio la libertad de prensa, sino el proceder de un fiscal quien, en reiteradas declaraciones a medios de comunicación, desacreditó a la demandante (Lidia Welter), sin respeto a su persona y al principio de inocencia (que marca la ley), desvirtuando además las constancias de la causa penal.
En particular sobre Fappiano, la Cámara recordó que el ex procurador declaró que había ordenado (al fiscal) que mantuviera planteado el tema en la opinión pública. Una cosa es mantener vivo el interés de la población a través de los medios a los fines de esclarecer el secuestro y otra emitir juicio indebido sobre la participación de una persona a quien se expuso ante la opinión pública violando normas procesales y disciplinarias.
---
Esta es mi historia, señor, que me llevó 10 años de mi vida recuperarme pero con la fe puesta en Dios sali adelante.
Muchos me dicen por qué no escribo un libro pero la verdad no sé cómo hacerlo y lucho todos los dias de mi vida con el dolor de la injusticia.
Espero que usted sepa qué hacer con esto.
atte
welter lidia liz

---
Estimada Liz:
Como primera respuesta decidimos publicar el mensaje. Porque nos sentimos muy dolidos ante cualquier injusticia y ésta parece haber sido una muy grave. No hay indemnización que permita soportar tanto dolor y mucho menos olvidarlo.
Lo segundo es ponernos a su disposición para ayudar en la obra que en estos días realiza a través de lo único que podemos hoy: difundirla.
Un saludo afectuoso
Olga y Daniel
---
Quienes deseen comunicarse con Luz pueden hacerlo a:
liz306@hotmail.com