¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Paneles solares en los techos de Buenos Aires

Aprueban ley que impulsan la instalación de paneles solares en techos y terrazas de la Ciudad de Buenos Aires.
La Legislatura convirtió en Ley el proyecto del diputado Abrevaya que propicia el uso de paneles fotovoltaicos en edificios porteños.
En la sesión del Jueves 24 de Noviembre la Legislatura porteña convirtió en ley un proyecto del Diputado Sergio Abrevaya (PODES Coalición Cívica) que propicia la instalación de paneles fotovoltaicos en las terrazas de edificios públicos y particulares de la Ciudad de Buenos Aires, como una forma de fomentar el ahorro de energía eléctrica y reducir la contaminación ambiental.
Abrevaya en los fundamentos de su ley señaló que "La sociedad comprometida con un desarrollo sustentable se caracteriza hoy en día por su responsabilidad medioambiental. Se trata de impulsar políticas que fomenten claramente el ahorro energético y que demuestren el compromiso con las energías renovables. Las instalaciones solares aportan un importante ahorro de energía primaria y requieren poco mantenimiento. Además tienen una media de vida útil de entre 20 y 25 años y sus costos se pueden calcular con exactitud" a lo que agregó que "por tal razón, el régimen de incentivo para la instalación de paneles fotovoltaicos que aprovechen la energía solar y que proponemos por medio de este proyecto de ley, es un instrumento para saldar una de las asignaturas pendientes de esta Ciudad en esta materia y agiornar su política ambiental coincidiendo con las medidas que ya implementan otras megalópolis en este sentido".
La Ley de Abrevaya, vicepresidente tercero de la Legislatura, establece que, a modo de incentivo, se aplicará una reducción en el ABL en aquellas propiedades inmuebles, individuales o consorciales, que implementen un sistema de ahorro energético aprovechando la energía solar por medio de la instalación de paneles fotovoltaicos. El Poder Ejecutivo, en tanto, asesorará gratuitamente a los propietarios acerca de los sistemas más adecuados para cada caso a fin de conseguir el mayor rendimiento y ahorro. Asimismo deberá alentar la producción de módulos para el armado de dichos paneles y otros elementos de fabricación nacional necesarios para estas instalaciones.
Por otra parte, el GCBA deberá en forma paulatina implementar este sistema de ahorro energético, aprovechando la energía solar mediante la instalación de paneles fotovoltaicos, en los edificios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, todo ello en línea con una política de desarrollo sostenible para la Ciudad.

Buenos Aires, 5 de Diciembre 2011.