¿Dónde estamos?

Argentina está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limita al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil; al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico; al sur con Chile y el océano Atlántico, y al oeste con Chile. El país ocupa la mayor parte de la porción meridional del continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes, el punto suroriental más extremo del continente sudamericano. De norte a sur, Argentina tiene una longitud aproximada de 3.300 km, con una anchura máxima de unos 1.385 kilómetros.
Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la isla de los Estados. El país tiene una superficie de 2.780.400 km² contando las islas Malvinas, otras islas dispersas por el Atlántico sur y una parte de la Antártida. La costa argentina tiene 4.989 km de longitud. La capital y mayor ciudad es Buenos Aires

PAPA FRANCISCO

PAPA FRANCISCO

Google+ Followers

Tornado en Ensenada - Algunas imágenes y algunas reflexiones.





La naturaleza hizo su trabajo. Esta vez de destrucción y esta vez en una ruta de acción que pasó también por Ensenada.
"Lo perdimos todo" - expresaron algunos vecinos de Villa Tranquila. "Habrá que comenzar de nuevo" - nos comentaron otros.
La resignación, la bronca, la frustración, se mezclaron con el reclamo de ayuda urgente para quienes ya no tenían dónde pasar la noche con sus hijos muchas veces pequeños. Sin su vivienda precaria destruida por el tornado, sin luz, sin agua potable.
Fue una noche increíble en la que el paso de los vientos huracanados que giraban como eligiendo sus víctimas provocó estupor, miedo, desorientación.
"Nunca había ocurrido algo así en Ensenada" - se escuchaba decir a los nacidos en el lugar. - "Y escuché por la radio que nos tenemos que acostumbrar porque se repetirá en los próximos días, quizá más de una vez."
Daniel Scioli, Alicia Kirchner y los funcionarios municipales se hicieron presentes para brindar un apoyo en chapas, colchones, alimentos, que resultó insuficiente por la gravedad del problema.
Afortunadamente no hubo víctimas pero los daños materiales fueron para algunos cuantiosos pues representaban todo lo que tenían. Y los más pobres sufrieron lo peor, como suele suceder.